miércoles, 13 de julio de 2011

12 años en un cajón


Ordenando mi habitación estos días me he dado cuenta de que tengo un cajón en el que desde que empezó Ellos llevo metiendo todos los trastos relacionados con el grupo, y lo tengo lleno de pases de festivales, CDs, flyers de todas partes, papeles con letras, soportes diversos... algunos con su historia, algunos sin ella. Y esta entrada de blog es para contar lo que hay detrás de alguno de esos objetos.


Pases del FIB. Hemos tocado un par de veces, la primera en el 2001. El concierto lo recuerdo muy bien porque fue una sorpresa muy agradable para mí, la carpa en la tocamos, en plena tarde, se llenó a reventar, gente se tuvo que quedar fuera, nos grabó y entrevistó una web inglesa que no sé de dónde salió que nos llamaba "the funkiest spanish band", y fue en general un éxito inesperado para nosotros en ese momento. Como era habitual nos ocurrieron contratiempos, como que el coche en el que venía parte de nuestro aparataje lo paró la Guardia Civil para registrarlo y llegaba tarde al concierto, por lo que tuve que pedir pedales de distorsión a otras bandas para tocar. Llevamos entre los miembros de nuestra banda de directo a Roberto Martín, por entonces Niza y ahora Uke, que tocó con una camiseta en la que ponía en grande "YO" y en pequeño "toqué con Ellos".



Una copia del master de Lo tuyo no tiene nombre, de la que se cumplieron 10 años en marzo. Hay una versión del disco anterior a ésta, en la que la mezcla de Diferentes es distinta, no están ni el piano ni las cuerdas del estribillo, pero estaba muy sosa y volvimos al estudio con esas pistas para hacer una mezcla más bonita, algo acertado.



Pases del Contempopránea. Hemos estado en tres ediciones del Contempopránea, esta será la cuarta. Pero antes estuvimos en una edición más, la del 2000, no como banda sino como público, cuando aún no habíamos entrado al estudio a grabar Lo tuyo no tiene nombre y sólo habíamos editado la maqueta. Hicimos migas con algunos grupos de entonces y nos pasaron algunas peripecias, pero la anécdota que más recuerdo es el momento en el que estábamos sentados en el suelo y se nos acercan tímidamente unos chicos y chicas adolescentes y nos dicen: -Hola... ¿sois...- (y yo pensando ilusionado "nos han reconocido sin haber sacado nada, qué alegría") -...Meteosat?- (el entonces exitoso grupo del que era cerebro el señor Ignacio Escolar). Chafón.
Después fuimos tras sacar el disco en el 2001. Teníamos la prueba de sonido por la mañana, igual que la tendremos este año, razón por la cual iremos el día antes, pero entonces por la escasez de medios tuvimos que ir de madrugada para llegar allí a la hora de la prueba. Fuimos humildemente en una furgoneta diminuta, tipo panadero, e hicimos un alto en el camino para dormir un rato. Como no cabíamos cómodamente, nuestro entonces teclista Curro Serrano tuvo que salir y echarse a dormir literalmente en la cuneta. El concierto en sí fue bastante memorable para nosotros, hicimos una intro especial para ese día que sonó antes de Tú primero, que grabó Radio 3 y alguna vez ha puesto en su programa el gran Julio Ruiz (al que por cierto se homenajea en esta edición, nosotros tocaremos Huesos de Los burros, tema elegido por Julio). El caso es que uno de los miembros de la banda de entonces (ninguno de nosotros dos) se tomó "algo" antes del concierto y tenía su micro abierto todo el rato, con lo que se le oye, preso del colocón, hacer interjecciones "ahhh", "ehhh" mientras tocamos la canción.
En la última edición, un chico del público se subió al escenario y se encaramó a dar saltos a la tarima de Jose, nuestro teclista actual, y el chico que venía con nosotros de roadie tuvo que sacarle en volandas en peligro de que cayesen los teclados y el teclista detrás. Aparte, una muñeca negra con un cartelito que decía "La hija de Berta" cayó a nuestros pies mientras tocábamos.



Las letras de Cardiopatía Severa. En esta versión "Por qué no volvemos" se llama "Si quieres volvemos. En negrita y en normal están señaladas las partes que canta uno y otro.



La pulsera del Socarrat. Este festival es legendario. El prólogo del festival es que yo, la noche que nos íbamos hacia el festival, antes de ir al coche, me di un golpe y me hice una fisura en un dedo del pie. Así que durante todas las aventuras y desventuras de este festival fuí cojeando de aquí para allá. El festival en sí tenía un cartel nacional como pocos festivales han tenido, con lo mejor del indie del momento y clásicos de los 80. Tocaban Sexy Sadie, Fangoria, Los Piratas, McNamara, Lagartija Nick, Cooper, Los Secretos, Antonio Vega, pinchaba Carlos Berlanga, etc. La fecha del festival estaba cercana a la de Benicassim y la localización era en una zona muy árida, que no invitaba a pasar las vacaciones, vaya. Y el resultado fue que vino mucho menos público del requerido para compensar los gastos de organización. La mayor parte de las bandas que no había cobrado por anticipado no cobró nunca, en cuanto a nosotros respecta lo que supimos es que el organizador se había esfumado tras el festival. Pero volvamos al festival en sí mismo, no nos pagaban alojamiento e íbamos con muy poco dinero en el bolsillo, así que estuvimos buscando por allí algún sitio barato donde pernoctar la noche antes, porque teníamos la prueba por la mañana. No encontramos nada que pudiéramos pagar así que, ya que era de madrugada cuando llegamos, decidimos pasar esas pocas horas en el único sitio que parecía cómodo que encontramos: una rotonda. Y allí nos tiramos, con los bichos subiéndonos por encima, con el sol saliendo a las pocas horas derritiéndonos, y los jóvenes lugareños que al pasar en coche por la rotonda nos gritaban por la ventanilla "ueeeeeeeeeeeeh". El concierto en sí estuvo bien, la carpa estaba bastante llena en ese momento y el público se estaba divirtiendo. Pero sucedía que había un retraso en el horario del festival, y adivinad amigos míos, quién se llevó el reajuste. Sí, cuando nos quedaba medio repertorio dijeron que teníamos que acabar. Dijimos entonces al público que nos estaban cortando y este no se lo tomó muy bien, empezaron a gritar y estas cosas que se hacen cuando eres turbamulta, y a lanzar botellas al escenario, alguna de las cuales peligró dar a algún miembro del equipo técnico. Nos acusaron de provocar al público y a mí me sacaron medio empujándome del escenario mientras yo iba con mis pasos de cojo.



Una cinta de grabadora de mano. En esta cinta diminuta grababa las melodías que se me ocurrían en los tiempos de la maqueta, con una grabadora como la de los periodistas. La podía llevar encima y grabar en cualquier momento. La grabadora de mano dejó de funcionar, me pregunto qué se escuchará si pudiera ponerla.



La pulsera del Sonorama del primer año que tocamos. Éste haremos doblete, con la Orquesta Poligonera y con Ellos.



Un folleto de la entrega de premios de Viaje a los Sueños Polares del año 2001, el legendario programa de Luis Calvo y Joako Ezpeleta emitido las noches de lunes a jueves en los 40 principales. Estábamos premiados como mejor grupo revelación por la audiencia del programa, cuartos en mejor álbum nacional y metidos en alguna categoría más, fue muy triste que lo retiraran de la parrilla, el único programa de pop indie que ha pasado por allí.



Minidisc. De hecho tengo un montón de minidisc en el cajón. En este minidisc puede que haya pruebas de canciones o bases de las que usábamos cuando empezamos a tocar. Ahora llevamos un multipistas con varias pistas de instrumentación y claqueta para que el batería sincronice con la banda, pero por entonces era un minidisc a palo seco, y nosotros tocando, yo la guitarra y Guillermo el bajo. Yo le daba al play en el minidisc y a tocar. Después fuimos reclutando a gente que tocara con nosotros y la cosa fue creciendo hasta lo que es ahora, con batería, teclista y bajista.



Diskette. Sí, señoras y caballeros, un diskette de 3 y1/2. El cual yo usaba en un ordenador en el que corría un flamante Windows 3.1. No tenía/mos ninguna clase de teclado/sintetizador, con lo que absolutamente todo lo que sonaba en nuestra primera maqueta estaba secuenciado dibujado a golpe de ratón en un secuenciador Cakewalk que sólo manejaba MIDI, nada de audio por entonces. Y hacía mis bocetos en casa y los transportaba en formato MIDI en este diskette.

Zip. Este extraño disco fue la primera solución que encontramos a llevar archivos de gran tamaño, sampleados, etc., cuando empezamos a manejar multipistas de audio. Es un Zip, un formato de la marca Iomega, había unidades lectoras en los estudios en los que grabamos el primer disco así que nos fue muy útil. Caben la friolera de 100 megas, suficiente para llevar una pista de percusión, una prueba de mezcla... En cuanto empezaron a haber grabadoras baratas de CD, los Zip a la basura.


Y por ahora ya está bien de batallitas. En referencia a mi anterior entrada de blog sobre el corto en Venecia, he de actualizar diciendo que ha sido seleccionado para proyectarse durante la semana de la Biennale como ejemplo de trabajo hecho en la ciudad, lo cual ha sido un alegrón para nosotros.
Nos vemos este verano, amigos.

13 comentarios:

Mambotaxi dijo...

Qué guay leer andanzas de este tipo y ver que seguís con los pies en la tierra. En el Contempopránea os veré por tercera vez este año y, como siempre, saltaré y bailaré a tutiplén.
Y una última cosilla: haríais taaan feliz a alguien si decidiérais tocar Campeón (a pesar de lo que la odias)... Ahí lo dejo

Obsessed dijo...

por qué no volvemos es una de mis canciones favoritas del disco... pero mi novio no quiere volver.

Blair dijo...

Me meto contigo cienmil veces por twittter y no me había dado cuenta de tu blog... Los cajones de los recuerdos todos tenemos... afortunadamente ;)

Guille Mostaza dijo...

Dios mío, qué de recuerdos. Un día de estos los juntamos con los que tengo yo repartidos por mi casa y con las fotos que tenemos de ayer, hoy y siempre y nos hacemos un libro que anda que no hay cosas que contar.

Gran entrada, chaval, mi favorita del blog.

Carlitos dijo...

Qué buena esta entrada del blog! Qué de recuerdos y nostalgia XDDDD (el diskete me ha tocado la fibra!)

Carlitos dijo...

Qué grande la entrada de tu blog, llena de recuerdos y nostalgia!
Reconozco que lo del diskete me ha tocado la fibra! XDDD

Rini Sakuma dijo...

¡Qué post tan genial! me ha encantado leerlo :D

Dámaris dijo...

Y la rabia que me da a mi tener que escuchar este mismo Sábado en una fiesta a una chica decir que si, que le gustan vuestras canciones pero no el grupo porque sois muy pretenciosos...aishhh..me tuve que morder la lengua yo que ya sabía que no..tendré que hacer que se lea esto...y gracias por compartirlo. ;-)

la señorita rottenmeier dijo...

Puestos a pedir, a mi me gustaría mucho que tocarais "decoración".

Manolo dijo...

En cuanto llegue a casa lo leo detenidamente, que tiene muy buena pinta y no es plan de que me pillen en el curro jejeje :)

Fersitu dijo...

Un poco de todo y para todos. Ha sido un momento cual baúl de los recuerdos. Ahora es cuando se dice "Que tiempos aquellos".

Yo tengo alguna chapa que regalabais cuando promocionabais el primer disco que pulula aún por mi casa y entradas de la época. Viva el coleccionismo.

¡Un abrazo Santi!

Lalaith dijo...

Pues sí: debéis escribir un libro. Yo lo compraré.

Me ha encantado esta entrada, aunque algunas de las situaciones que cuentas no debieron de ser fáciles en su momento. Por suerte salísteis airosos de todas :)

Saludos!

Manolo dijo...

Por fín he encontrado un hueco para leer la entrada como se merece, con tranquilidad. Me ha gustado mucho y me parece que debería ser una entrada de lectura obligatoria para tod@s los que disfrutamos de la música, para que se vea el trabajo que tiene y todas las vicisitudes que se os presentan. Por suerte, siempre habéis salido adelante y espero que lo sigáis haciendo muchos años.

PD: En diciembre es el Festival Internacional de Cortometrajes "Almería en corto"... a ver si se presenta aquí también :)